jueves, 29 de octubre de 2009

Soy lo que vos quiera!

Pagó por su crimen celoso luego de tomar un taxi para ir a los suburbios. Descubrió que ella vivía su vida de manera muy liberal, interrumpía sus citas amorosas por cualquier vago que se le cruzara por el camino encamándolos hasta que perdiesen todo rastro de masculinidad y hombría.
Enigmática y obsesiva repartía leche cruel mientras les arrancaba a sus machos los genitales inocuos una y otra vez. Los tacones derruidos que siempre calzaba asesinaban toda posibilidad de amor. Qué cruel y doloroso fue escuchar en el lobby de un hotel su oferta de trabajo, drag-queens y transexual gira en una pequeña habitación, arrojo lésbico sobre un colchón!.

No hay comentarios: