jueves, 30 de julio de 2009

Despojados!

90 minutos duró la búsqueda espiritual de dos jóvenes fanáticos y fugitivos por recobrar la fe en el sueño de una aventura épica y cautivante. La sudestada natural y salvaje, borro el respeto y la solidaridad del un mundo extraño.
¿Y el amor?, los arrastro insólitamente hasta las costas de Gualeguaychú, allí una elegante mujer mayor quien, luego de quedarse viuda, les relato la crisis que le produjo la muerte de su marido, sumergiéndola en una pesadilla selvática, plagada de leyendas fugases permanentes.
Sin esperarlo, recordó, en algún café de Helsinki conspiraron contra la vida diaria de ella. Entre humo y capuchino la redención sentimental que le despertó los jóvenes a su corazón marchito de tristeza, fue de paz.
Al terminar su taza, se levantó, saludó y abordó un taxi hacía algún otro salón recreativo. La pareja, sin mediar palabra, juraron el sacrificio de amarse en un cosmos doloroso!.

No hay comentarios: